miércoles, 20 de marzo de 2013

Nunca dejes de soñar… sigue tu destino


Hay un momento en la vida en que comprendes que ha llegado el tiempo de cambiar, y si no lo haces nada jamas podrá cambiar. Comprendes que si al fracasar, no tienes el coraje de comenzar de nuevo, la vida seguirá sin ti.

La dicha no nos acompaña siempre y nuestra vida se torna a veces diferente de lo que nos imaginamos. No siempre nuestros días brindan lo que esperamos. Sin comprender porqué, a veces toman rumbos tan imprevisibles, que ni en tus sueños se hubieran asomado.
Pero igual, si no te animas a escoger un camino, o a realizar un sueño, estás en gran peligro de vagar sin rumbo y perderte.

Mas bien en vez de preguntarte con mil ansias: por qué tu vida se ha tornado como es ahora, acepta el camino abierto que te espera. Olvídate de lo que fue, no te confundas, sólo el presente importa.

El pasado es sólo una ilusión, y el futuro todavía no existe. Pero vivimos hoy.

Mide tus pasos uno a uno sin perder la fe, guardando tu valor y confianza.



Con tu frente alta, no temas soñar, ni mirar las estrellas. Un poco mas de paciencia, tu vigor volverá y encontrarás tu vía.  Una senda más bella y serena de lo que has soñado te llevará a donde quieras que te lleve, cumpliendo todos tus deseos.

No pierdas la confianza en tus fuerzas, y toma esa nueva vía. Verás que está llena de alegría, de aventuras y deleite como en tus sueños no imaginaste.

Divertirse es un pecado. La ciencia lo confirma.

La ciencia lo confirma: la diversión es una forma de anestesia auto administrada, ya que permite a una persona generar endorfinas en...