jueves, 28 de enero de 2016

Los tatuajes son causa de condena al infierno. (Las artes marciales también)





También vi a un niño estadounidense de 17 años llamado Philip, este muchacho tenía un tatuaje de araña en su espalda. Mencionó que su amigo le había dicho que le protegería de la enfermedad. Entonces vi a Lucifer pasar cerca de él burlándose, este chico asistía a la iglesia y pensaba que iría al Cielo, lamentablemente ahora está en el infierno debido a los tatuajes

Lucifer dijo: “todos los que usan tatuajes me sirven”. Asimismo vi a muchas otras personas en esta sección del infierno, todos porque haber tatuado sus cuerpos. Entonces vi a Lucifer transformarse a sí mismo en un joven con muchos tatuajes y piercings en su cuerpo, burlándose de ellos y citando Levítico 19:28: “y no haréis rasguños en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna. Yo Jehová.”



En el infierno un metal caliente rojo había sido adherido al tatuaje según el diseño y ellos sufrían con mucho dolor y vi a un niño que dijo que no sabía acerca de las consecuencias, él solo quería imitar a un amigo que también se lo hizo, sin embargo este muchacho se encuentra en el infierno con mucho dolor por tener un tatuaje en su cuerpo. 


Di un paso más adelante y vi a un joven en una fosa de fuego con aretes en sus orejas. Mencionó que eran para obtener poder seductor y que las chicas se enamoraran de él, asimismo tenía un anillo que utilizaba para seducir tanto hombres como mujeres para que tuvieran sexo con él. Por lo general muchachos y hombres usan esto para seducir chicas para que se enamores y tengan sexo con ellos. Esta también es otra práctica de ocultismo que está muy de moda hoy en día, porque un espíritu demoniaco entra en los muchachos y hombres que hacen esto y sus vidas son influenciadas negativamente.



Luego me fue mostrada una biblioteca en el infierno. La habitación era muy negra con tres velas, roja, azul y negra; derritiéndose a pesar que estaban quemándose. Vi el libro Mormón, libros sobre astrología, brujería blanca, biblia satánica, libros sobre evolución, sexto y séptimo libro de Moisés, biblia hip hop, libro de los cambios y otros libros demoníacos, algunos de los cuales son utilizados por muchas religiones. Aquellos que utilizan estos libros, acabaron en el infierno. 

También vi muchos libros cristianos y Lucifer dijo entonces: “mi espíritu vive en los libros y cualquier libro que no haga mención del Espíritu Santo está lleno de mi poder, si no tiene el espíritu de Dios en el libro, está lleno de mi poder”. También dijo:cualquier libro que pueda guiar a las personas al infierno está almacenado aquí, en este cuarto”. Las personas tiene que tener mucho cuidado con lo que leen, incluyendo títulos cristianos. 


Después de salir de la habitación fui llevado a una sección en el infierno donde vi soldados. Estos eran soldados de diferentes nacionalidades mientras estaban en la tierra. Estaban en una piscina de fuego ardiente. Habían obtenido protección contra disparos y otras armas. Algunos tenían el poder de desaparecer, otros usaban vestimenta blindada. Hicieron todo tipo de práctica ocultista para su protección mientras estaban en la Tierra. Cada uno de ellos tenía el 666 escrito en la frente. Había enormes demonios que golpeaban brutalmente y torturaban a estos soldados. El demonio a cargo medía 19 pies y parecía una rana con tres ojos. 



Vi a un soldado danés con una triste historia, practicaba las artes marciales y al morir un demonio lo arrastró a esa sección del infierno. La mayoría de la gente no sabe, pero todos aquellos que practican las artes marciales acaban también en el infierno de fuego eterno. 


Después se mostró a dos personas que estaban en el infierno por fumar. La gente tiene que saber que fumar les llevará al infierno. Vi a un hombre llamando a los santos cuando estaba en la Tierra y esto es ocultismo clasificado.

Divertirse es un pecado. La ciencia lo confirma.

La ciencia lo confirma: la diversión es una forma de anestesia auto administrada, ya que permite a una persona generar endorfinas en...